fbpx

Los niños y los límites

Los niños y los límites

Todos debemos tener límites, son imprescindibles en cualquier relación (pareja, con hijos, en el trabajo) pero cuando se trata de poner límites a los niños sabemos que  eso permitirá que se formen adultos responsables y respetuosos de los demás. Los hará personas más seguras. Es importante que no solo digamos a los niños haz esto o aquello, no te portes mal, come bien, siéntate bien. Debemos explicar que significa eso. Si les hacemos saber qué cosas son correctas y cuales no con ejemplos entenderán mejor y será más fácil que sigan las indicaciones que les damos.No hay nada mejor que  el ejemplo que les damos para que entiendan que es lo apropiado y que es lo que no y su conducta sea modelada de manera correcta o como es deseada.

Si están peleando con otro niño por un juguete, o le pegan a otro niño, explicarle de manera positiva lo importante que es respetar a los demás, que entiendan como se sentirían ellos si fuera al revés. Enseñarlos a compartir.

Dentro de los limites se debe establecer horarios para las cosas, tiempo para comer, para hacer tareas, para jugar y sobre todo para descansar. Cuando los niños no comen ni descansan apropiadamente no estarán en las mejores condiciones, Se sentirán cansados y más intolerantes.

Nunca ceder ante las pataletas de un niño. Ya hemos dicho antes que si al final vamos a ceder ante algo es mejor no ponerlo como un límite. Los límites que se establezcan deben ser respetados. En este punto es importante que ambos padres estén de acuerdo y que ambos mantengan el mismo criterio.

 

Fuente: Monica Torres

« | »