Neurofeedback como entrenamiento en el mundo deportivo

Neurofeedback como entrenamiento en el mundo deportivo

La clave de la victoria: Nuestro estado mental.

Muchas veces cuando se compite entre los mejores deportistas, una diferencia de tan solo unas pocas milésimas de segundo puede significar ganar o perder. Todos ellos han entrenado y se han preparado a fondo para ese acontecimiento, pero no todos son capaces de dar lo máximo de ellos mismos. Muchas veces, la diferencia la acaba marcando la concentración, la fuerza mental, y la capacidad de regular y controlar las emociones y el estrés, necesarias para rendir al 100% de capacidad.

Hasta hace unos años los deportistas simplemente entrenaban lo físico practicando deporte. Hoy en día, el entrenamiento es mucho complejo e incluye componentes tanto físicos como mentales. El poder gestionar sus emociones de otra manera con diferentes técnicas y herramientas es muy útil para los deportistas. No solo para rendir, sino para recuperarse y poder dar el cien por cien de sí mismos en la siguiente competición.

Un ejemplo muy claro de esto lo encontramos en la estrella argentina del Barcelona Lionel Messi. Messi es capaz de realizar proezas con el balón porque su cerebro está más activo que el de cualquier otro jugador. Aunque su forma física puede ser igualada o superada por otro, es su cerebro el que le permite jugar mejor que otros futbolistas.

Es por esto que la ciencia ha decidido estudiar qué es lo que ocurre en los cerebros de los mejores deportistas. Investigadores de la Universidad británica de Brunel concluyen que los futbolistas más experimentados son capaces, cuando se les acerca un rival, de activar más áreas en sus cerebros que los jugadores más inexpertos, lo que les permite ejecutar movimientos con más éxito. Y según un estudio publicado en el Journal of Sport and Exercise Psychology, otro factor que hace diferentes a los jugadores más experimentados es que estos saben controlar mejor sus reacciones instintivas, haciéndoles menos susceptibles a caer en los engaños del rival.

Por todo ello, los jugadores y deportistas de élites que buscan mejorar su rendimiento no descuidan los factores mentales y hacen lo posible para entrenar no sólo su cuerpo sino también su cerebro. Así, en los últimos años el entrenamiento con neurofeedback está ganando popularidad en el mundo del deporte.

Deportistas y equipos que usan Neurofeedback como parte de su entrenamiento:

No es de extrañar que los mejores deportistas del mundo busquen el mejor entrenamiento. Estos son algunos de los
numerosos deportistas de élite que han usado los servicios de empresas especializadas en Entrenamiento Cerebral (Neurofeedback) para expandir al máximo su potencial.

El equipo Canadiense después de fallar al conseguir una medalla de oro en los Juegos de Calgary en 1988, se asignó al equipo del Laborario de Investigación de Psicología Deportiva McGill para ayudar a los atletas en los siguientes juegos de 2010 usando equipos de Neurofeedback y Biofeedback. Los atletas notaron una mayor facilidad para evitar errores, gracias al aumento de la atención y concentración, así como una mayor resistencia a la frustración durante las competiciones. Y de 5 medallas en Calgari en 1988 (sin ningún oro) aumentaron a 26 medallas en las Olimpiadas de Invierno de Vancouver en 2010, lo cual fue considerado un extraordinario avance. Además de batir el record histórico de más medallas de oro a un solo país en Olimpiadas de Invierno. ale

Alexandrie Bilodeu, esquiador que ganó el evento del Men’s Mogul, afirma lo siguiente cuando se le preguntó sobre sus enormes mejorías con neurofeedback: ¡Es cómo si puedieras ponerte a ti mismo en un estado, la Zona, donde tú puedes rendir al máximo! Lo más difícil para un atleta en cualquier deporte es permanecer en el “ahora mismo”.

Abhinav Bindra, ganador de la Medalla de Oro en tiro con rifle de aire comprimido en las Olimpiadas de Beijing, reconoce que una parte muy importante de su entrenamiento incluía neurofeedback y biofeedback (entrenamiento cerebral tecnológico), además de técnicas de respiración.

AC Milan: comenzó a utilizar técnicas de neurofeedback en la temporada 05/06, siendo los pioneros en el mundo del fútbol profesional en utilizarlo, bajo la dirección del antes mencionado Bruno Demichelis. La siguiente temporada se alzaron con la Copa de Europa (Champions League), y esto sirvió para que la selección italiana del se decidiese a usarlo, que posteriormente ganaría el mundial de 2016. Los jugadores de este equipo se reúnen cada dos semanas en la Sala de la Mente (Mindroom), una instalación acristalada en la Ciudad Deportiva Milanello; para entrenar su cerebro.

Selección Italiana de Futbol: como comentamos, en 2006 los jugadores de la selección italiana de fútbol recibieron entrenamiento cerebral con neurofeedback, y algunos de ellos ya lo conocían por el entrenamiento recibido en el AC Milan (Gattuso, Alessandro Nesta, Gilardino, Filippo Inzaghi y Andrea Pirlo).

Aunque la calidad de la selección italiana de ese año era indiscutible, la elevada media de edad de sus jugadores la descartaba como una de las favoritas para levantar la copa del mundo. Sin embargo, la concentración jugó un papel determinante en la final y el campeonato se decidió en una magistral tanda de penaltis en la que ningún jugador de la escuadra “azzurra” falló su disparo.

Dario Simic: jugador croata del AC Milan e internacional con la selección croata, en unas declaraciones para la Gazzeta dello Sport en verano del 2006, tras marcar y derrotar a la selección argentina de Messi por 3-2 en un partido previo al Mundial, confesó que se lo debía todo a la Sala de la Mente de Milanello. (1)

Parte del equipo técnico atribuyó esta victoria a la eficacia del entrenamiento neurofeedback. (2) Al año siguiente, tras el triunfo de la selección italiana, el Real Madrid comenzó a utilizar esta técnica de entrenamiento, y en 2009 se sumó el Chelsea (3) bajo la dirección de Bruno Demichelis, fundador y exdirector científico del Milan Lab. (4)

Roger Federer: Mundialmente conocidas son las imágenes de este número uno de la historia del tenis llorando como un niño tras perder la final del Open de Australia contra Rafa Nadal. Todos achacaban este estado a una frustración que provocó una ansiedad mental ante un intratable Rafa Nadal, pero un año más tarde las lagrimas se volverían alegría al levantar el Roland Garrós y retornar al número 1 del mundo en 2009. La terapia en Neurofeedback le ayudó a mantener una mayor fortaleza mental, un pensamiento positivo y una atención relajada y sostenida. (5)(6) Actualmente, a sus 34 años de edad, se encuentra en el número 2 de la ATP solo superado por Novak Djokovic, y es considerador por muchos analistas deportivos como el mejor jugador de tenis de todos los tiempos.

Y ya por último, un extraordinario caso de peak performance (alto rendimiento) logrado gracias al neurofeedback es el de los astronautas y pilotos de élite de la NASA, que llevan usando esta técnica durante más de diez años ya que requieren la máxima fortaleza física para resistir las numerosas fuerzas de aceleración de los aviones de combate y naves espaciales. Ahí donde una persona normal no soportaría el dolor de la compresión física y luego se desmayaría por la presión gravitacional y emocional, estos pilotos no sólo se mantienen en buen estado sino que además toman decisiones complejas y son capaces de una coordinación psicomotriz superior.

Pero ¿ qué puede hacer exactamente Neurofeedback para el deportista?

Con Neurofeedback el cerebro se dedicará a entrenar las zonas del cerebro que requieren una mayor activación para realizar los ejercicios de forma más eficiente. Dicho de otra forma, ayuda a fortalecer sus funciones básicas, para mejorar el estado mental y con ello mejora notablemente su funcionamiento. El cerebro aprenderá a manejar la correcta velocidad de onda que le corresponde a cada región para mejorar todas sus funciones. El primer objetivo de este ejercicio es conseguir bienestar, una vez conseguido llevaremos estas funciones cerebrales a su máximo rendimiento.

Entre los innumerables beneficios que puedes obtener con este entrenamiento tanto a nivel profesional como personal destacaremos:

– Mejoras en la atención, organización, planificación y memoria.

– Mayor motivación.

– Mejora de la resistencia al estrés

– Disminución de la ansiedad y del miedo.

– Mejora del control de los impulsos y de la ira.

– Aumenta los niveles de energía

– Mejoras en el estado de ánimo y reducción de la depresión.

– Mejora del control del dolor y reducción de los dolores de cabeza.

– Mejora de la calidad del sueño

Y lo más importante, es que se trata de una técnica no invasiva, sin efectos secundarios y con efectos duraderos en la mejora de las funciones mentales. Una vez que el cerebro adquiere estos procesos cognitivos, se asentará este aprendizaje para que se convierta en un patrón de comportamiento habitual.

Fuente: psicologoelpuerto.com

« | »