Padre de una niña con parálisis cerebral

“Mejora el desempeño de tu cerebro con Neurofeedback”

LayerSlider encountered a problem while it tried to show your slider.Please make sure that you've used the right shortcode or method to insert the slider, and check if the corresponding slider exists and it wasn't deleted previously.

Padre de una niña con parálisis cerebral

“A partir de la decima sesión empezamos a ver como si Mariana

se hubiese puesto las pilas” 

“Nosotros hemos intentado todo lo que sentimos que pueda ayudar a Mariana y cambios como este no habíamos obtenido” 

“Lo común que tenemos los que tenemos niños especiales es que tratamos cualquier cosa y esto realmente es recomendable”

 

Mariana tiene parálisis cerebral, tiene siete años. Nos enteramos de la terapia a través de un amigo médico que tenía una hija con un diagnostico parecido al de mi hija, pero bastante mayor que ella.  Mi esposa se puso en contacto con el centro en Weston. Primero investigamos un poco de la terapia. Nos dieron la explicación y nos aclararon que no había ningún efecto negativo que pusiera en riesgo a Mariana. Decidimos intentarlo y empezamos la terapia.

 

Comenzamos en diciembre de 2011. Dos días por semana. Fue un proceso de 20 sesiones. Terminamos en marzo. A partir de la décima sesión empezamos a ver como si Mariana se hubiese puesto las pilas. Ella era una niña muy monotemática, no tenía profundidad en la secuencia de pensamientos y, en la parte emocional, siempre fue muy introvertida. Pero, en la medida que avanzaba la terapia, sus conversaciones eran las de alguien más interesado en lo exterior. Ella era muy introvertida en sus cosas, le tomaba más tiempo conseguir abrirse emocionalmente, y ahora estaba conectándose a nivel más profundo con otras personas. Esa fue una observación que nos hicieron miembros de la familia que no la veían casi y, cuando nos visitaron, notaron la diferencia que Mariana demostró hacia ellos a nivel afectivo.

 

Mi esposa es profesional, médico pediatra, y esta entrenada para ver esto. No se trata de que la niña haya madurado, los cambios fueron muy drásticos. Nosotros hemos intentado todo lo que sentimos que pueda ayudar a Mariana, desde células madres, terapia de caballo, física, ocupacional; y cambios como este no habíamos obtenido.

De hecho, a finales de abril, en el colegio nos hicieron comentarios de las mejoras que Mariana había demostrado. Otros comentarios que recibimos fueron del doctor que le hace terapia a Mariana en las piernas. Es un doctor chino que tiene cincuenta años de experiencia y él notó la diferencia. Ya la niña no se muestra tan dura

como antes.

 

Luego de terminar esas 20 sesiones,  entramos en un proceso de mantenimiento, vamos 2 veces por semana, o a veces una vez cada dos semanas.

 

Su mamá, desde la experiencia de Mariana, se lo ha recomendado a todo el mundo: a padres de niños con autismo,  con problemas de lenguaje, con comportamientos complicados. Lo común que tenemos los padres de niños especiales es que probamos cualquier cosa, cualquier tratamiento, y esto realmente es recomendable, tanto así, que nosotros mimos nos hemos querido someter a esta terapia. 

FacebookTwitterGoogle+Email
FacebookEmailTwitterGoogle+LinkedIn